Identificación de drones con matrículas.

·

¿Qué indica la ley?

Todas las aeronaves pilotadas por control remoto (RPA) deberán llevar fijada a su estructura una placa de identificación ignífuga, en la que deberá constar la identificación de la aeronave, mediante su designación específica, incluyendo el nombre del fabricante, tipo, modelo y, en su caso, número de serie, así como el nombre del operador y los datos necesarios para ponerse en contacto con él (email o teléfono).

La información que debe figurar en la placa deberá ir marcada en ella por medio de grabado químico, troquelado, estampado u otro método homologado de marcado ignífugo, de forma legible a simple vista e indeleble.

¿Quién debe utilizar estas placas identificativas para drones?

Son los propietarios de las aeronaves pilotadas por control remoto los encargados de cumplir con los requisitos de identificación. Se utilizarán siempre en cualquier vuelo en espacio público, tanto en vuelos profesionales como en vuelos recreativos.

Asimismo, las estaciones de pilotaje remoto deberán llevar (también) fijada a su estructura una placa identificativa ignífuga en la que conste el nombre del propietario y los datos necesarios para ponerse en contacto con él.

¿Dónde se tienen que colocar estas matrículas?

Una de las placas deberá ir fijada a la estructura del dron (no se puede pegar en la batería o en cualquier otra parte que se pueda extraer). Normalmente irá ubicada en la parte inferior del dron o en uno de sus brazos, pegada con cinta de doble cara (incluida en nuestras placas). Evitaremos colocarla cerca de la brújula o del GPS del dron, para evadir interferencias.

En la emisora, la placa de identificación se puede pegar en la parte trasera.

Conclusión

Con esta normativa, las autoridades obligan a identificar con estas "matrículas" a todos los drones que se vuelen en espacio público. El equivalente a las matrículas de coches, pero aplicado a los vehículos aéreos no tripulados. No será necesario matricular un dron que vayas a volar en el salón de tu casa o en un espacio totalmente cerrado.

Más información en el siguiente enlace: www.seguridadaerea.gob.es

¿Dónde puede volar mi drone?

Las drones utilizados exclusivamente para exhibiciones aéreas, actividades deportivas, recreativas o de competición, incluidas las actividades lúdicas propias de las aeronaves de juguete deben cumplir una serie de normas:

Operar a una distancia mínima de 8 km. respecto del punto de referencia de cualquier aeropuerto o aeródromo. Y 15 km. si dicho aeropuerto cuenta con procedimientos de vuelo instrumental (es decir, la navegación que puede realizarse exclusivamente mediante instrumentos).

Se volará siempre fuera del espacio aéreo controlado, las FIZ o de cualquier zona de tránsito de aeródromo (ATZ).

A una altura máxima sobre el terreno no mayor a 120 metros, o sobre el obstáculo más alto situado dentro de un radio de 150 metros desde la aeronave.

En vuelo diurno y bajo condiciones meteorológicas de vuelo visual.

En VLOS (dentro del alcance visual, no más de 500 metros). En el caso de que se usen dispositivos de visión en primera persona (FPV), la operación deberá realizarse dentro del alcance visual, sin ayuda de tales dispositivos, de observadores que permanezcan en contacto permanente con el piloto. El observador deberá tener aprobado el examen teórico de piloto de drones.

Dar prioridad a todas las demás categorías de aeronaves.

Los drones no podrán volar sobre aglomeraciones de edificios en ciudades, pueblos o lugares habitados o de reuniones de personas al aire libre, salvo que pesen menos de 250 gramos y operen a una altura máxima no superior a 20 metros.

No se podrá volar en zonas reservadas, prohibidas o restringidas a la navegación aérea.